Aceite Oliva

Las cualidades del Aceite de Oliva Virgen Extra son cada vez más conocidas y comprobadas científicamente durante un buen periodo de tiempo, por personal cualificado, teniendo propiedades medicinales y empleado también en productos de cosmética, así como en dietas alimenticias, siendo la “joya” de la ya famosa Dieta Mediterránea.

Entre sus cualidades más destacadas tenemos las siguientes:

  • Es recomendado para prevenir deficiencias cerebrales.
  • Retrasa el envejecimiento de los tejidos y de los órganos en general.
  • Favorece la circulación de la sangre, reduciendo el posible riesgo de infarto y de trombosis arterial.
  • Sirve de regulador para que no aumente el nivel de colesterol.
  • Consumiéndolo de forma moderada, en la edad de crecimiento, ayuda al fortalecimiento de los huesos.

Entre todas las grasas empleadas en el consumo humano como son: la mantequilla, manteca de cerdo, aceite de palma, aceite de girasol, aceite de maíz, aceite de coco, etc.,etc. el Aceite de Oliva Virgen Extra, es la grasa más saludable para el consumo humano, no conociéndose contradicciones salvo raras excepciones.

“El mejor engrase para el buen funcionamiento del cuerpo humano, es sin dudarlo el aceite de oliva virgen extra”

Una pequeña observación, conocida por todos los productores, pero desconocida por una gran parte de los consumidores, es que le aceite de oliva virgen de origen, no puede tener todos los años el mismo sabor, eso depende de la climatología. Para conseguir un sabor parecido todos los años, ha de pasar el aceite por laboratorios y hacer la mezcla correspondiente para conseguir ese mismo sabor todos los años.

El aceite de oliva se obtiene únicamente por procedimientos mecánicos o por otros medios físicos, en condiciones de temperatura que no produzcan alteraciones en el aceite, que no haya tenido más tratamiento que el lavado, la decantación, la centrifugación y el filtrado. Es el zumo oleoso de un fruto; la aceituna. La denominación debe de ir seguida del calificativo extra, virgen o comente, según las características organolépticas y la acidez. Pueden ser calificados como producto natural y el aceite de oliva virgen puede ser objeto de denominación de origen cuando responda a características singulares ligadas a una determinada comarca. Dentro de los Aceites Vírgenes, se consideran aptos para el consumo humano los denominados:

  • Aceite de Oliva Virgen Extra. Sus características organolépticas son absolutamente irreprochables, con puntuación organoléptica (olor y sabor) que ha de ser igual o superior a 6,5. La acidez libre expresada en ácido oleico debe ser inferior a 1º.
  • Aceite de Oliva Virgen. Se denomina también “fino”. Zumo de aceituna, con puntuación organoléptica igual o superior a 5,5. Su graduación no debe de ser superior a 1º.
  • Aceite de Oliva Virgen Corriente. Zumo de aceituna de buen gusto con puntuación organoléptica igual o superior a 3,5 y acidez inferior a 3,3º.
  • Aceite de Oliva Virgen Lampante. Aceite virgen de olor y sabor defectuosos. No es apto para el consumo directo. Necesita refinación. Su sabor u olor son defectuosos, obteniendo una puntuación organoléptica superior a 3,5 y/o una acidez superior a 3,3º.

La Refinación es el tratamiento físico-químico utilizado para eliminar el mal olor, color y sabor de los aceites. Obtenido de la refinación de aceites de oliva vírgenes que presentan acidez elevada o defectos en sus condiciones organolépticas, y que en el proceso de refinación se eliminan Es necesario realizar este tratamiento a todos los aceites de semillas, al aceite de orujo y a los aceites vírgenes de mala calidad (lampante). Los principales aceites refinados son:

  • Aceite de Oliva Refinado. Obtenido a partir de aceite de oliva virgen, generalmente lampante, mediante técnicas de refinado. La acidez libre no superará 0,5º y sus otras características son conformes a las establecidas para esa categoría.
  • Aceite de Oliva. Mezcla de aceite de oliva refinado con aceite de oliva virgen. Su acidez no superará 1,5º, según el porcentaje de la mezcla.

Otros aceites:

  • Aceite Refinado de Orujo. Aceite extraído del orujo de la aceituna (resto sólido) y refinado posteriormente.
  • Aceite de Orujo de Oliva. Mezcla de aceite refinado de orujo con aceite de oliva virgen.

Aceite de Oliva Virgen Extra